Buzón de sugerencias

Libre de opinar, responsable de construir.

174488272-1024x682

Aprende a cambiar el mundo en el cole.

El superpoder del alumno.

En el debate entre los paradigmas educativos, como docentes debemos decidir qué rol adoptaremos y qué lugar ocuparán los alumnos. En mi caso, los alumnos son el centro y, a pesar de que al principio sea un poco caótico, abogo por el protagonismo absoluto de la libertad y la responsabilidad. Algo que intento transmitir especialmente a mis alumnos es lo inseparables que son estos dos conceptos: libertad y responsabilidad.

La forma de trabajar bajo este enfoque en clase es hacer que los alumnos descubran el “superpoder” de cambiar el mundo. Sus opiniones y críticas cuentan para cambiar la mecánica de clase, pero las opiniones y críticas son estériles si no van acompañadas de argumentos, propuestas y sugerencias que hay que poner en práctica.

Opinar, criticar y construir.

La idea es que las opiniones o críticas, tanto las favorables como las desfavorables, sean recogidas mediante un impreso o formulario disponible en clase, y debe contener también una propuesta de mejora. Todas las sugerencias se depositan en el buzón y semanalmente lo revisamos. Seguro que frecuentemente encontraremos sugerencias opuestas, por tanto, cada propuesta de cambio se debe debatir y votar.

Es importante recordarles que deben pensar lo que van a escribir y que la decisión del grupo puede no agradar o no coincidir con la opinión de unos pocos. Así también estamos trabajando la expresión escrita de una opinión, la argumentación, aprendemos a idear y comunicar una propuesta de mejora, a tener en cuenta a los demás, trabajamos el desarrollo del sentido crítico y conocemos cómo funciona la democracia.

Alumnos libres, responsables y constructores.

Toda novedad suele captar inmediatamente la atención y el interés de nuestros alumnos. La primera vez que presenté el buzón de sugerencias a mis alumnos era solo una caja de cartón. Les expliqué cómo funcionaba, lo coloqué al fondo de la clase junto con 30 copias del formulario, que entonces lo bauticé como “SUGER-CONSTRUYE”. Las copias se agotaron el primer día. Todos tenían mucho que decir. Poco a poco el ritmo se normalizó y las propuestas eran cada vez más interesantes.

Es importante demostrarles que sus opiniones nos importa y que llevamos sus propuestas a la práctica. Pero igual de importante es dejar que tomen sus decisiones, que cometan errores y aprendan de ellos. En algunas ocasiones sabemos con seguridad las consecuencias que pueden implicar tomar determinadas decisiones. Generalmente, la distribución de la clase es en grupos heterogéneos, que al principio puede generar algún conflicto. Encontré en el buzón algunas propuestas para que cambiara la distribución para que trabajasen de forma individual. Lo debatimos, les expliqué que estar de uno en uno implicaba un cambio en la metodología. Les dije que sería parecido a un cole de los 80, un poco más aburrido y menos flexible, pero decidieron cambiar y yo no decido por ellos. Durante varios días trabajamos así pero la primera semana ya había varias sugerencias en el buzón pidiendo que la distribución por grupos. Ya no podían hablar, porque en el trabajo individual no hay nada que compartir, no se levantaban, no había espacios, no se hacía asamblea… Tomaron una decisión equivocada libremente y libremente decidieron rectificar.

Todo esto forma parte del aprendizaje, de la formación íntegra. En definitiva, ellos son responsables de construir su bienestar, son responsables de sus actos, de llevar la iniciativa de un cambio, y no esperar a que el cambio venga dado por un tercero, ni que nadie decida por ellos. En conclusión, libres, responsables y constructores.

OpenOffice Draw para diseñar tu propio impreso.

Para diseñar mis recursos didácticos suelo usar Open Office. En el video explico cómo diseñar un formulario para el buzón. También puedes descargarlo aquí: SugerConstruye

 

Share This